¿Qué son los NFT y cómo ganar dinero con ellos?

En los últimos tiempos se ha hablado mucho de los tokens no fungibles, o NFT (siglas de non fungible tokens). Se ha dicho que constituyen una gran oportunidad de inversión y que, pese a su volatilidad, están marcando nuevas tendencias en el mercado cripto. Pero, ¿qué son los NFT?

Pues bien, se trata, fundamentalmente, de la representación de activos, tanto físicos como digitales, en la red blockchain. Para decirlo de una forma más simple, son tokens criptográficos únicos e irrepetibles que no pueden ser intercambiados de forma idéntica, como ocurre con los activos fungibles, como el dinero, por ejemplo. Es decir, si prestamos un billete de cinco dólares, nos pueden pagar con otro billete similar; pero eso no es posible con un NFT, ya que estos tokens son exclusivos, de hecho, es necesario que tengan un certificado de autenticidad.

Hoy en día, cualquier elemento pueden ser un NFT. Desde caricaturas, hasta memes, pasando por fotografías, piezas musicales, tweets, dibujos, pinturas, gifs, terrenos (lands) en metaversos, imágenes de celebridades, personajes ficticios, direcciones web, en fin, cualquier contenido que constituya una representación digital de una determinada obra. Por eso, se dice que estos tokens están abriendo nuevos rumbos a la producción, exhibición y comercialización del arte.

La primera obra generada bajo el formato de NFT es Quantum (2014), de Kevin y Jennifer MacCoy, la cual evoca el nacimiento, la muerte y el renacimiento, a través

de colores y movimientos. Otro NFT célebre es el primer tweet lanzado en Twitter por su líder y fundador, Jack Dorsey, que fue vendido por cerca de tres millones de dólares. Asimismo, es importante destacar la obra digital, “Todos los días los primeros cinco mil días”, de Mike Winkelmann, comercializado como NFT por casi setenta millones de dólares. De igual manera, entre las colecciones más famosas y codiciadas de tokens no fungibles se encuentran: Crypktopunks, Bored Ape Yacht, Cyberbrokers y Lazy Lions, entre muchas otras.

Uno de los términos que debemos tener en cuenta en relación con los NFT es la “acuñación”. Acuñar un token no fungible implica generarlo y ubicarlo en una cadena de bloques. Para ello, se debe seleccionar la red que se empleará, como OpenSea, la cual tomaremos como ejemplo. Veamos:

  • Es importante configurar un monedero de software, el cual será necesario para contener tus NFT y para pagar las tasas de gas de la blockchain, por lo que también necesitarás criptomonedas.
  • Tokeniza tu arte. Para ello solo debes ir a opensea.io, hacer clic en “crear” y conectar tu wallet a la plataforma. Tras hacer esto, ya puedes nombrar tu colección de NFT para, luego, agregar los archivos que deseas tokenizar.
  • Vende los NFT una vez que estableces el precio. Lógicamente, debes habilitar OpenSea a fin de poder comercializar artículos desde tu cuenta, lo que requerirá

de una transacción de blockchain, por lo que será necesario pagar una tarifa de gas.

Aunque cada plataforma tiene sus particularidades, generalmente, los procedimientos pueden ser similares. En este caso, utilizamos como ejemplo a OpenSea, por ser la mayor plataforma dedicada a acuñar y comercializar tokens no fungibles, pero puedes escoger cualquier otra, como Magic Eden o LooksRare.

Desde luego, la explicación anterior aplica cuando deseas acuñar y comercializar tus propios NFT, que es una de las formas como se puede ganar dinero con estos activos. Sin embargo, hay otros métodos que puedes tomar en cuenta, si deseas invertir en tokens no fungibles, como por ejemplo:

  • Los juegos NFT play to earn (jugar para ganar), los cuales te permiten obtener recompensas mientras avanzas. Calvaria y Robot Era son dos representantes de estos videogames.
  • Invierte en NFT innovadores. Busca colecciones diferentes, que marquen pauta y que sean distintas a lo que ya se ha visto. Además, llega pronto a las colecciones, ya que estas pueden estar constituidas por varios lanzamientos, sin embargo, la primera -o NFT de génesis- suele ser la más valiosa.
  • Staking de NFT. Esto se refiere al bloqueo de los tokens no fungibles en una determinada plataforma, con el objetivo de obtener recompensas, de esta forma los

activos trabajan para sus propietarios sin que estos los vendan. Debes tomar en cuenta que no se puede hacer staking con todos los NFT, por lo que debes verificar que el servicio de staking que vas a emplear admite la colección.

  • Hodling y flipping. El hodling es, básicamente, adquirir los NFT y conservarlos como una inversión a largo plazo. Mientras que el flipping consiste en comprar NFT a bajos precios y venderlos en el menor tiempo posible, aprovechando la revalorización de estos.
  • Trading de NFT. Son las operaciones de compra y venta de estos criptoactivos.
  • Renta de propiedades virtuales. Comprar terrenos en metaversos puede ser un buen negocio. Algunos inversionistas han adquirido parcelas, o lands, en Decentraland y las alquilan a otros “inquilinos” con fines comerciales.
  • Comprar acciones en plataformas de NFT. Algunas empresas dedicadas a los criptoactivos, tanto criptomonedas como NFT, cotizan en la bolsa y puede ser una buena inversión adquirir acciones de estas. Coinbase es un ejemplo de estas compañías.

Como puedes apreciar, existen muchas opciones de inversión con tokens no fungibles. Desde luego, resulta fundamental tomar en cuenta que se trata de un mercado muy volátil, por lo que los precios pueden bajar o subir considerablemente en muy corto tiempo. Por tal motivo, es recomendable leer,

investigar y profundizar sobre el tema, antes tomar cualquier decisión que implique asumir un riesgo en esta materia.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *